El dolor orofacial afecta al 6% de la población adulta, es una enfermedad común a partir de cierta edad, provocado por un impulso doloroso debido a lesiones en la boca y la cara.

Habitualmente es tratado por un odontólogo, aunque según el grado de dolor y en algunas situaciones especiales puede requerir de un tratamiento multidisciplinar como por ejemplo de un traumatólogo o fisioterapeuta.

Esto se debe a combinar distintas técnicas desde cada una de las especialidades que contribuyan a que el paciente recupere su funcionalidad, recuperando una mayor calidad de vida.

Aquí, te muestro qué es el dolor orofacial, todos sus síntomas más comunes y sus causas. ¡Vamos a conocer todo sobre el!

Causas y características del dolor orofacial

Para hablar del dolor orofacial, hay que comenzar hablando de qué es. Pues bien, el dolor orofacial es un dolor ubicado en la cara, que incluye el dolor en la cavidad oral, es decir, labios, encías, paladar. Tiene un origen dental y puede ser provocado por estructuras como las articulaciones que conectan la mandíbula inferior al cráneo, vasos y nervios entre otras.

Entre las causas más habituales de este tipo de dolor se encuentran las siguientes:

  • Trastornos músculo-masticatorios.
  • Neuralgia.
  • Dolores de cabeza, como la migraña.
  • Síndrome de la boca ardiente.
  • Artrosis.

El dolor orofacial es muy complejo, ya que los nervios encargados de la sensibilidad orofacial tiene una organización intrincada y difícil, ya que en ella intervienen los nervios craneales.

Los principales factores que causan y aumentan el dolor orofacial es la alta continuidad de enfermedades dentales y periodontales, además de la frecuencia con la que se tienen que realizar tratamientos quirúrgicos orales.

Tipos de dolores orofaciales

  • Dolor mucoso. En este tipo de dolor el lugar de la lesión y el origen del estímulo coinciden, suele ser causado por factores distintos, como el alcohol, el tabaco, los fármacos o las prótesis. De sencilla localización, pudiendo ser, o bien de la mucosa oral, o de la encía.
  • Dolor dental. Su causa de aparición se debe básicamente a las caries, siendo un dolor mucho más localizado y referido.
  • Dolor masticatorio. Suele estar relacionado con los músculos encargados de masticar, o con la alteración de la articulación conocida como temporo-mandibular. Este tipo de dolor orofacial no se percibe en el lugar de la lesión, sino que presenta un patrón doloroso referido.

Cuales son los síntomas del dolor orofacial

Los principales síntomas del dolor orofacial son fáciles de reconocer. Suelen producirse espasmos muy dolorosos, como por ejemplo pulsaciones eléctricas que duran unos segundos o minutos, incluso llegando a convertirse en constantes.

Además, el dolor por lo general suele ser advertido en un lado de la cara, lo más frecuente es alrededor del ojo, la mejilla y la parte baja del rostro.

Suele producirse el dolor cada vez que se escucha algún sonido o por contacto en esa zona del rostro.

Por lo general, no suele haber una pérdida de sensación de movimiento en la parte afectada del rostro.

Sí notas con frecuencia alguno de estos síntomas, la mejor opción es acudir a un especialista para que pueda comenzar a realizar un diagnóstico.