Uno de los problemas que puede presentar el hombro es la rotura del manguito rotador o

tendón supraespinoso. Seguramente habrás escuchado de esta afección debido a que es una enfermedad de lo más común.

Este padecimiento puede llegar a ser muy limitativo en la vida cotidiana de la persona que lo padece. Tareas como cepillarse el pelo o los dientes, vestirse o cocinar, entre muchas otras

cosas, pueden ocasionar mucho dolor o que sean muy difíciles de realizar para quién padezca esta afección.

Aquí, voy a mostrarte qué es el manguito rotador, cómo se ocasiona y cómo puede tratarse, si quieres conocer todo sobre ello sigue leyendo.

Qué es el manguito rotador

El manguito rotador se sitúa en el hombro y es el conjunto de varios tendones y músculos que permite la movilidad y estabilidad de este. Todas estas conexiones de los diversos músculos crean como una especie de puño que se conectan con la cabeza del hueso del húmero.

Cómo se ocasiona la rotura del manguito rotador

Existen muchas circunstancias por las cuales se puede producir la rotura del manguito rotador.

Aunque existen dos grandes causas, bien sea por una lesión o por un uso excesivo o

repetitivo. ¡Vamos a conocerlas!

  • Rotura del manguito rotador por lesión.

Si llegas a levantar un objeto de gran peso y realizas un movimiento muy brusco en el proceso de algún ejercicio físico, ten por seguro que puedes lastimar gravemente el maguito rotador.

Igualmente, esto sucede si te llegas a caer sobre tu hombro mientras tienes tu brazo extendido.

También puede ocurrir la rotura del manguito rotador si tienes otra lesión en el hombro. Por

ejemplo, si te has dislocado el hombro o te ocurre una factura en la clavícula.

  • Rotura del manguito rotador por uso excesivo.

Con el paso de los años y a medida que vas envejeciendo, puedes sufrir de la rotura del manguito rotador. No a todas las personas le ocurre esto, la mayoría de los casos sucede debido a personas que a lo largo de su vida han realizado actividades que han requerido de movimientos repetitivos en esta zona.

Deportistas que practican tenis, béisbol, natación y hasta levantamiento de pesas, suelen ser los candidatos de padecer esta afección. Muchas veces empiezan a sentir molestias en esta zona a partir de los 40 años de edad.

Pero esto no solo lo padecen personas de edad avanzada, incluso deportistas jóvenes pueden padecer de la rotura del manguito rotador por uso excesivo.

No solo a deportistas, incluso personas que tienen trabajos en la construcción o mecanización de un trabajo de producción pueden sufrir de esta lesión.

Cuáles son los síntomas de la rotura del manguito rotador

Algunas veces otro tipo de afecciones se pueden confundir con la rotura del manguito rotador.

Sin embargo, los siguientes síntomas son muy características y pueden ayudarte a diferenciarlo de otro tipo de lesiones:

  •  No poder levantar tu brazo para alcanzar las cosas, peinarte o tocarte la espalda.
  •  Tener mucha debilidad en el brazo.
  •  Sentir un dolor profundo en el hombro.
  •  Padecer de alteraciones del sueño a causa del dolor.

Cómo se trata la rotura del manguito rotador

Dependiendo de tu edad, tipo de actividad física y del grado de rotura que tengas, esta se tratará con una intervención quirúrgica, procedimientos no quirúrgicos o mediante ejercicios de rehabilitación sin tratamiento quirúrgico. ¡Según el grado de avance que tengas en la afección!

  • Intervención quirúrgica.

Si necesita de una recuperación inmediata debido al tipo de actividades que realiza, la cirugía puede ser una gran opción. También se implementa esta si la rotura del manguito rotador es muy grave.

  • Procedimientos no quirúrgicos.

Estos procedimientos pueden ser mediante medicamentos como antiinflamatorios, inyecciones de esteroides, fisioterapia o simplemente con un reposo adecuado.

  • Rehabilitación.

Con intervención quirúrgica o no, es imprescindible la rehabilitación, debido a que con esta

podrá retomar su vida cotidiana. Esto se debe a que ayuda a fortalecer la zona afectada y así tener una mejor movilidad.