La tendinitis de muñeca provoca un fuerte dolor y suele ser una patología crónica que una vez la sufrimos se vuelve a producir constantemente. Por ello hemos creado este artículo, para que aprendas como aliviar y tratar esta lesión tan molesta.

Qué es una tendinitis de muñeca

La tendinitis de muñeca es una inflamación de los tendones, la estructura fibrosa que une el hueso con el músculo. Esta inflamación conlleva una fuerte hinchazón en el tendón acompañado de un intenso dolor.

Como ya hemos dicho causa un intenso dolor e incapacita gran parte de la movilidad de la muñeca. Aunque la muñeca tiene una gran capacidad para realizar movimientos, tiene muy poca protección ante los golpes. Por lo que es frecuente que los deportistas sufran de este tipo de lesiones al hacer giros o movimientos bruscos, más aun cuando el tendón se usa de una manera excesiva e inadecuada.

Causas 

Algunas de las causas que pueden provocar esta lesión son:

  1. Debido al desarrollo de otra patología.
  2. Factores como el envejecimiento, los cuales van perdiendo su elasticidad y aumenta la posibilidad de la degeneración del tendón.
  3. Por una lesión anterior.
  4. Una sobre carga muscular.

La tendinitis puede aparecer en cualquier tendón que haya en nuestro cuerpo, entre las áreas más comunes son los talones, hombros, codos y muñecas. La tendinitis de muñeca suele ser la más frecuente, los tendones del músculo cubital anterior. Esta conlleva a un proceso inflamatorio agudo del tendón, que va por toda la parte anterior de la muñeca.

Cómo se trata una tendinitis

El tratamiento para esta clase de tendinitis tiene como finalidad aliviar el dolor y reducción de la inflamación en la zona de la lesión. Para lograr esto, nuestra Clínica de Fisioterapia de Sevilla López Páez recomendamos reposo para relajar el tendón que causa la molestia y ayudarlo con la recuperación.

En caso de que la lesión sea un poco más severa, los médicos toman la opción de inmovilizar la zona para así garantizar el reposo de la muñeca.

La aplicación de temperaturas como frío y calor también ayudan con el alivio del dolor y desinflamación del tendón de la muñeca.

Casi en todas las ocasiones estos tratamientos suelen ser combinados con medicamentos, sobre todo antiinflamatorios sin esteroides, conocidos como AINE.  Los fármacos más utilizados para este tipo de lesiones son: el ácido acetilsalicílico y el ibuprofeno. Estos medicamentos favorecen a la reducción de la inflamación del tendón de la muñeca.

En los casos aún más severos los médicos pueden administrar inyecciones de corticoides. La intervención de los médicos se puede combinar con la fisioterapia para fortalecer el área de la muñeca que fue afectada, así garantiza que el tendón se encuentra recuperado y previene de futuras lesiones.