Cerca del 80% de la población a sufrido o sufrirá de lumbalgia en algún momento de su vida. Por ello, hoy queremos explicaros que tratamiento se aplica para este tipo de dolor.

Qué es la lumbalgia

La lumbalgia o el dolor lumbar es una lesión en los músculos de la parte inferior de la espalda o de un ligamento. Estos dolores son bastante comunes y pueden tener causas como: la mala postura al dormir o sentarse, un mal movimiento, levantamiento de objetos pesados de forma incorrecta o simplemente la falta de ejercicios.

Causas

Según la Fundación Kovacs la lumbalgia se activa por un mecanismo neurológico que activa los nervios que nos van a transmitir el dolor y a crear la contractura. Y este mecanismo se puede activar por alguna alteración en la columna como puede ser una hernia discal. Aunque en la mayoría de los casos no se detecta la causa inicial.

Tipos 

No existe unos tipos de lumbalgia específicos actualmente, pero los especialistas la distinguen por:

  • Lumbalgia específica: se conoce la causa que ha producido la lumbalgia.
  • Lumbalgia inespecífica: no se conoce la causa concreta que ha provocado el dolor. Esta supone 8 de cada 10 casos que se dan.

Cómo tratar una lumbalgia

Lo principal para prevenir es mantener un estado físico optimo con una rutina de ejercicio y evitar el sedentarismo, pero esto no te asegura sufrir una lumbalgia. Si sufre de ella veamos que puedes hacer para aliviar el dolor:

El Descanso

Deja de realizar actividades de esfuerzo, que requieran de un gran esfuerzo físico y que afecte la zona inferior de la espalda. El descanso durante unos días, puede permitir que los tejidos que se encuentran lesionados y las terminales nerviosas puedan comenzar a curarse y esto puede ayudar a aliviar la lumbalgia.

Sin embargo, hay que considerar que el descanso por más días de los necesarios puede conllevar a un debilitamiento de los músculos. Ten en cuenta que los músculos débiles son propensos a dificultar la postura correcta de la columna por el mal apoyo que dan. Para esto se recomienda que se hagan ejercicios de manera regular, así el musculo se volverá más fuerte y evitará experimentar lumbalgias de forma recurrente o prolongada.

Compresas y cambios de temperaturas

Este método facilita el alivio en la mayoría de los casos de lumbalgia, ya que reduce la inflamación del musculo afectado. En muchas ocasiones podemos usar hielo o compresas frías para ayudar a que no se inflame la zona afectada y en otros casos el calor ayuda a relajar. Alternando los dos se puede tener un resultado considerable en cuanto al dolor. 

Medicamentos

Existen medicamentos de venta libre que son efectivos para la disminución de los dolores lumbares como los analgésicos y relajantes musculares.

Métodos de ajuste quiroprácticos

Esta manipulación quiropráctica sirve para mejorar el funcionamiento de su columna, reduciendo la inflamación y el dolor que esta afección pueda causar, mejorando la amplitud de movimiento y el funcionamiento físico.

Ejercicios para fortalecer la espalda

Los ejercicios para fortalecer las lumbares puede ser un factor clave en casi todos los tratamientos. Sin importar donde se realice este tratamiento, en casa o con un profesional fisioterapeuta de salud vertebral como es nuestra Clínica de Fisioterapia de Sevilla. El acondicionamiento aeróbico, ejercicios de estiramiento y aplicarse en un programa controlado de ejercicios, puede lograr que obtenga una columna fuerte y flexible.