Para nadie es un secreto que dentro de la fisioterapia existe una gran diversidad de técnicas de tratamiento muy eficaces para las patologías que se presentan, pues a lo largo de la historia se han establecido, evolucionado y desarrollado estas técnicas para que se acoplen a las necesidades de cada paciente.

Muchas de las técnicas en la actualidad son nuevas, ya que están forjadas con métodos tecnológicos. Nosotros queremos que hoy conozcas una técnica innovadora llamada punción seca piramidal, por ello, hemos creado este artículo.

Qué es la punción seca piramidal

Es una técnica de fisioterapia que logra eliminar unas contracturas que llamamos puntos gatillo miofasciales. Con las agujas se consigue desestructurar estos puntos gatillo y desencadenar una serie de mecanismos que ayudarán a mejorar la función.

Es verdad que existen varias modalidades de punción seca, pero la más utilizada es la piramidal. Insertando varias veces la aguja en el punto gatillo, buscamos provocar respuestas de espasmo local, ya que ellas nos indican que estamos en el punto gatillo y que el pronóstico será bueno. Para esta técnica también se puede aplicar corriente a las agujas (electropunción seca).

Beneficios de la punción seca piramidal

Aquí os hacemos referencia a los principales beneficios que tiene el uso de esta técnica:

  1. Reducción de la sintomatología mediante la interrupción de los mecanismos de liberación de acetilcolina.
  2. El músculo tratado se relajará si se encontraba tenso.
  3. Si el músculo se encontraba debilitado e hipotenso se aprecia un aumento de tono y fuerza muscular.
  4. Estimula el riego sanguíneo, por lo que ayuda a disminuir la contractura.
  5. El simple hecho de introducir una aguja en el cuerpo activa la liberación importante de endorfinas.
  6. Reduce tiempos de espera, acelera tu recuperación.
  7. Alta efectividad en procesos crónicos. Ayuda a curar lesiones que llevan mucho tiempo en la persona.
  8. Activa el sistema límbico, lo cual explicaría el componente psicoemocional de la técnica.
  9. Se ha demostrado que después de 48/72 horas la regeneración del tejido es total.
  10. Técnica muy segura, siempre que se cuiden sus cuidados y contraindicaciones.
  11. Activa el sistema nervioso simpático. Es verdad que no es ningún beneficio específico, pero explica la sudoración de las manos y el aumento de ritmo cardíaco, de forma que no suponen signos de alarma.
  12. Llega a tejidos que manualmente es más complejo abordar.
  13. Tiene un alto nivel de evidencia científica. Muchos estudios refuerzan su eficacia.
  14. Se produce un proceso de regeneración del músculo dañado de forma que llegan más nutrientes, y si la punción ha sido acertada, el músculo se relaja en su totalidad.

En nuestra clínica de fisioterapia López Páez realizamos este tratamiento, si quieres probarlo ¡No dudes en visitarnos! Pide tu cita ya.