Las mamás desean que el desarrollo de su bebé durante el embarazo y después de nacer sea sano y feliz. Y para ello contamos con la ciencia de la puericultura que se encargará de velar para que así sea.

Qué es la puericultura

La puericultura es una disciplina orientada a garantizar la salud plena de los niños y promover un crecimiento y desarrollo. Acorde con las capacidades y potencialidades genéticas del niño. Esta disciplina no solo se enfoca en aspectos físicos sino que,  también se relaciona con lo psíquico.

La puericultura mantendrá a las madres informadas sobre las afecciones más comunes que un niño puede padecer a lo largo de su desarrollo. Y tendrán conocimientos acerca de los tratamientos más aconsejados para estas dolencias.

Clasificación

La puericultura se clasifica en tres etapas:

Puericultura preconceptual

Abarca todas las condiciones antes de concebir el bebé. Como determinar posibles enfermedades hereditarias o no que pudiera sufrir el bebé.

Puericultura prenatal

Se encarga de preparar a los padres sobre aspectos referentes al cuidado del niño que esperan. Aquí se implementa una serie de aspectos que deberán tener todos los padres presentes, como el valor de la Lactancia Materna Exclusiva hasta los 6 meses y la importancia de que el bebé duerma en posición de decúbito supino.

Puericultura postnatal

Se encarga de proteger la salud y promover un crecimiento y desarrollo acorde a la edad del niño:

  • Puericultura del recién nacido (0 a 28 días).
  • Puericultura del lactante (1 a 11 meses).
  • Puericultura a transicionales (1 año).
  • Puericultura a niños preescolares (2 – 4 años).
  • Puericultura a niños escolares (5 – 9 años).
  • Puericultura del adolescente (10 – 19 años).

Beneficios que aporta la puericultura

Algunos de los beneficioso que nos aporta esta ciencia son:

  1. Orienta y estimula a los padres sobre el cuidado del bebé.
  2. Crea un lazo de apego entre los padres y el bebé, desde que se está en el útero.
  3. Logra evitar que se desencadene posibles enfermedades por cuidados inadecuados al bebé.
  4. Evita dificultades en el desarrollo del bebé a lo largo de su vida e incentiva el óptimo desarrollo del bebé.
  5. Prepara a los padres para la llegada del recién nacido.
  6. Adapta física y psicológicamente a los padres para que tengan un embarazo óptimo.

Por ello si vais a tener un bebé y queréis que tenga un desarrollo sano y feliz en Clínica de Fisioterapia Sevilla podemos ayudarte.