El dolor cervical es sin duda uno de los dolores más molestos que podemos sufrir. Nos sentimos cansados, doloridos, incómodos… Muchas veces no sabemos a qué puede deberse ni cómo tratarlo y eso puede llevar a desesperarnos. Pero no te preocupes, muchas personas lo sufren y la solución es mucho más fácil de lo que piensas. Tranquilo, lo más probable es que dolor no dure más de dos días, pero queremos hacerte saber cómo puedes solucionarlo.

¿Por qué estoy sufriendo dolor cervical?

Primero, debes saber que el dolor cervical no es más que la molestia que sentimos en las estructuras que componen el cuello, como pueden ser los músculos, discos vertebrales, vértebras y nervios.

A menudo no sabemos cuál es la razón exacta por la que sufrimos esta dolencia. Y es normal, ya que puede estar ocasionada por multitud de factores como pueden ser el estrés, aguantar mucho peso, malas posturas… Seguramente tu dolencia esté ocasionada por alguna de las razones anteriores. Tienes que saber tiene fácil solución. Sólo un porcentaje muy pequeño de personas sufren este tipo de dolencia por alguna causa grave.

Queremos mostrarte la solución a tu problema por lo que vamos a darte unos pequeños consejos que pueden ayudarte a dejar de sentir ese dolor tan molesto.

Cómo alivio mi dolor cervical

  • La aplicación de frío primero, y después calor puede ayudar mucho al alivio del dolor cervical.
  • La toma de analgésicos, siempre recetados por tu doctor y en la dosis que éste te indique, puede ser otra manera efectiva de mitigar el dolor.
  • Usar almohadas especiales las cuales garanticen una buena postura a la hora de descansar, ya que las horas de sueño son esenciales para que nuestro cuello descanse también.
  • Los masajes terapéuticos pueden ser muy eficaces para este tipo de dolencia.

Consejos para prevenir el dolor cervical

Es muy importante que vigiles las posturas que realizas, muy probablemente sea la razón principal por la que sientes dolor en la parte cervical.

Cuida tus posturas en el trabajo

A menudo realizamos posturas trabajando que pueden ser perjudiciales para nuestro cuello como mantener la misma posición durante un tiempo prolongado, no sentarnos correctamente… Intenta evitar esto cuanto antes.

Levanta peso correctamente

El hecho de levantar peso de una forma incorrecta puede pasarnos factura. No solemos darle mucha importancia, pero pegar el peso lo máximo al cuerpo y mantener la espalda recta cuando cojamos un objeto pesado nos ahorrará más de un dolor de cuello.

Vigila tu descanso

 La elección de una buena almohada que no sea ni muy alta ni muy baja puede prevenir que nuestras cervicales se tensen en exceso.

No sobrecargues tu bolso o mochila

El exceso de peso en nuestro bolso o mochila puede causarnos dolor en esa zona, ya que queda mal distribuido al llevarlo colgado. Intenta colgarlo lo más cerca al centro del cuerpo para así evitar dolores posteriores. Deja en casa los “por si acaso”, te ahorrarán más de una molestia.

dolor cervical

Si el dolor persiste, debes saber esto

Es posible que tu dolor siga existiendo después de haber probado las distintas formas de aliviarlo. Incluso aunque estés teniendo cuidado con tus posturas, sigue apareciendo…

Tu dolor puede ser crónico y esto puede alarmarte. Pero no lo hagas.

La fisioterapia cervical puede ser de mucha utilidad para ti. Gracias a los masajes terapéuticos y los ejercicios que te enseñen profesionales cualificados, como con lo que contamos en Clínica López Páez, tu dolor cervical puede ser cosa del pasado.

¡No dudes en informarte!