La luxación de hombro nos causa un fuerte dolor que nos impide poder mover el brazo por lo que necesitamos de un tratamiento de inmediato. En este artículo te explicamos todo sobre la luxación de hombro para aliviar el dolor lo antes posible.

Qué es una luxación de hombre

El hombro está constituido por la clavícula, la escápula y el húmero. Aquí se presenta la articulación glenohumeral que representa balance entre movilidad y estabilidad al brazo. Esta articulación es la que más capacidad de movimientos tiene, gracias los numerosos músculos que la rodean.

El problema del hombro es que es intrínsecamente inestable, pues depende de otras estructuras para ser estable sin perder la movilidad, por ello, se puede observar la luxación de hombro, lo cual es una lesión que se da con cierta frecuencia en la práctica deportiva y se produce cuando la cabeza del húmero se sale del glenoides, ocasionando un intenso dolor que impide mover el brazo.

El 95% de las luxaciones son de hombro. Este se desplaza por delante de la articulación, también se puede desplazar por detrás o por debajo, además, el hueso puede ser empujado por completo fuera de la articulación (luxación) o solo parcialmente (subluxación).

Causas 

El hombro se luxa debido a un traumatismo repentino que empuja, tira o gira el hombro hacia a un lado en particular. El traumatismo se puede deber a diversas causas, aunque las más comunes se debe a lesiones deportivas, accidente de tráfico o una caída.

Al luxarse el hombro, los tejidos situados alrededor de la articulación pueden alongarse o desgarrarse. Se puede producir en personas mayores de 45 años, una fractura en la parte superior del hueso del brazo. Si la persona afectada es menor de 30 años y el traumatismo fue grave, puede que el hombro llegue a ser inestable y es más probable que se vuelva a lesionar con frecuencia.

Síntomas de la luxación de hombro

Estos son los principales de los síntomas de una luxación de hombro:

  • Dolor intenso.
  • Movilidad del brazo para levantarlo.
  • Entumecimiento del deltoides.
  • Espasmos en los músculos del hombro.

Diagnóstico 

Si se sospecha de la dislocación del hombro, se debe acudir al médico de inmediato. Y realizar:

  1. Exploración física.
  2. Radiografía.

No es indicado tratar de colocar de nuevo el hombro en su lugar dado que, si se hace mal puede dañar aún más la zona. Es recomendable mantener el brazo quieto, con un cabestrillo o una férula y aplicar hielo, dado que puede ayudar a aliviar el dolor y reducir la inflamación.

Habitualmente, se puede diagnosticar una luxación de hombro mediante la exploración, aunque generalmente para confirmar el diagnóstico y excluir fracturas, se procede a realizar radiografías.

Tratamiento de la luxación de hombro

Los principales tratamientos para una luxación de hombro son:

  1. Maniobras para situar la articulación de nuevo en su posición.
  2. Inmovilización de la articulación.

Para conseguir una total recuperación pide cita en nuestra Clínica de fisioterapia en Sevilla, estaremos encantados de atenderte.