¿Padeces de escoliosis y no sabes de qué manera mejorar? Esta dolencia es una de las complicaciones de espalda que más se dan desde la niñez, en el periodo del llamado “estirón”.

En este artículo vamos a enseñarte algunos ejercicios para mejorar notablemente tu espalda.

Qué es la escoliosis

La escoliosis es una enfermedad de desviación de la columna, que hace que esta adopte una forma de “S” o de “C” y provoca en la persona posturas incorrectas, además de dolor y malestar.

La más conocida de esta dolencia es la escoliosis idiopática, que no tiene causa aparente y que tanto adolescentes como adultos mayores son propensos a padecerla.

Solo cuando se trata de un caso grave y avanzado de escoliosis esta puede ser corregida por medio de la operación, pero si esta es apenas detectada y la columna apenas está empezando a curvarse entonces puedes corregirla por medios de ejercicios escoliosis, que al seguirlos diariamente podrás corregir tu postura.

Ejercicios para corregir la escoliosis

  • Ejercicios de pelvis: Los ejercicios que ayudan a mejorar la posición de la columna son los ejercicios que involucran el movimiento de la pelvis, dado que esto relaja la zona baja y la columna puede adoptar una posición lineal cuando la persona se pone derecha. Puedes hacer este ejercicio acostándote en una colchoneta con las piernas flexionadas y alzando la zona abdominal unos 30 grados; sube y baja la cadera haciendo que tu pelvis vaya de arriba abajo sin dejar que tu espalda toque el suelo. Al bajar quédate suspendida unos cinco segundos y vuelve a subir.
  • Espalda y pierna alineada: Este otro ejercicio es uno de los que más ayudan a mejorar la escoliosis. Se puede hacer de la siguiente manera: ponte de manos y rodillas en el suelo y mantenlos rectos, de modo que tu espalda quede recta también. Ahora comienza por elevar la pierna y el brazo derecho al mismo tiempo y a la misma velocidad lenta hasta alcanzar su máximo estiramiento y vuelve a tu posición inicial, procede a hacerlo con el brazo y la pierna izquierda y repite varias veces.
  • La plancha: Este ejercicio tiene casi la misma posición que la anterior, pero con los brazos flexionados en el suelo, el cuerpo estirado y la punta de los pies frente al suelo o el colchón. Este simple ejercicio es de mantenimiento, quedándote quieto por cinco segundos. Luego relajas el cuerpo y vuelves a hacer la misma posición inicial. Puedes hacerlo 10 veces seguidas.

Estos ejercicios pueden serte de mucha ayuda para corregir y mejorar tu escoliosis, pero siempre es primordial consultar a un profesional que te de las nociones necesarias para que el tratamiento sea efectivo.

En nuestra clínica de Fisioterapia en Sevilla nuestros profesionales podrán ayudarte de la forma más eficaz posible.