¿Estabas practicando tu deporte favorito o realizando alguna actividad física y de repente has sentido un dolor muy fuerte en alguna zona de tu cuerpo? Es muy probable que hayas sufrido un desgarro muscular. Mantén la calma, es una dolencia muy común y sabemos que es muy dolorosa. Te ayudaremos a identificar sus síntomas y, lo más importante, cómo aliviarlos.

Cómo puedo saber si he sufrido un desgarro muscular

El desgarro muscular se produce cuando se rompe el tejido que conecta el músculo con el hueso, pudiendo darse en cualquier zona del cuerpo, pero las más comunes suelen ser extremidades y la espalda. Es primordial que tú mismo sepas cómo identificarlo para poder ponerle solución cuanto antes.

  • Si sientes un dolor muy agudo en una zona de tu cuerpo es muy probable que hayas sufrido un desgarro muscular.
  • Se apreciará como la zona comienza a hincharse e inflamarse y la piel irá tornándose a color rojo.
  • Irás perdiendo movilidad en la zona. Te costará mucho realizar movimientos debido al dolor. Es muy probable que las zonas cercanas a donde se ha producido la rotura muscular también se vean inmovilizadas por la misma razón.

Estos síntomas pueden darse por diversas causas, las más comunes son por la realización de alguna actividad física o deportiva, pero también pueden ocasionarse por llevar una vida sedentaria, desnutrición o por la mala circulación sanguínea.

Cómo aliviar y tratar un desgarro muscular

Sabemos que necesitas una solución rápida a tu dolor por eso te diremos cómo actuar de una forma sencilla y eficaz.

  • En el momento en que se produce el desgarro muscular es muy importante que apliques compresión y hielo en la zona. Esto hará que sientas alivio en el mismo momento. Mantener la zona elevada también puede ayudarte.
  • Si el dolor es muy intenso, puedes ayudarte de analgésicos los cuales debe recetarte tu médico.
  • La fisioterapia puede serte de muchísima ayuda ya que, tras esta lesión, te ayudará a fortalecer el músculo de nuevo. Gracias a una serie de ejercicios marcados por el especialista y la realización de las técnicas convenientes se podrá eliminar la lesión por completo y que te sientas de nuevo al 100%.

Mejor prevenir que curar

¿Cómo puedes reducir el riesgo de sufrir un desgarro muscular? Es muy sencillo, solo tienes que calentar antes de realizar cualquier ejercicio físico y también enfriar cuando lo finalices. De este modo, los músculos no sufrirán cambios repentinos que puedan llevar a su rotura.

Si has sufrido un desgarro muscular no dudes en pedir ayuda profesional como es nuestra Clínica de Fisioterapia en Sevilla y así conseguir una recuperación completa y rápida.