Si estas padeciendo un principio de artrosis, ¡no te quedes quieto! Puedes hacer ciertos ejercicios que te ayudarán a aliviar tu dolor y ralentizar el progreso de esta patología. ¡Vamos a ver cómo!

Qué es

La artrosis lumbar consiste en la degeneración de los cartílagos articulares de las vértebras de la columna lumbar. Es muy frecuente en las personas que llevan una vida sedentaria y quienes sufren de pérdida de la lordosis fisiológica de la columna lumbar baja.

Esto se debe a que la región lumbar es la que más carga lleva. Un estilo de vida sedentario o una mala postura pueden influir en el desarrollo de esta patología. La artrosis lumbar es una patología que debe ser tratada a tiempo ya que puede interferir con la vida normal de quien la padece.

Síntomas de la artrosis lumbar

La artrosis lumbar puede tener varios síntomas o no tener ninguno hasta estar avanzada, pero el primer signo es el dolor molesto en la zona lumbar, entre otros síntomas.

  • Dolor al mover la zona.
  • Rigidez articular.
  • Pesadez cerca de la columna lumbar.
  • Dificultad de movimiento.
  • Dolor intenso que puede aliviarse con reposo.
  • Molestias en la zona lumbar.

En caso de presentar estos síntomas se debe consultar a un médico lo más pronto posible para que este asigne un tratamiento de inmediato. Este puede consistir en fármacos o en ejercicios de fisioterapia, que te puede indicar un especialista.

Ejercicios

Los ejercicios pueden ayudar a mejorar favorablemente los síntomas de la artrosis lumbar para tener una mejor calidad de vida.

Estiramiento de isquiotibiales con apoyo lumbar

Este ejercicio es muy sencillo y fortalecerá los músculos isquiotibiales. Pero hay que saber estirar de manera correcta controlando los movimientos de báscula pélvica y se necesita flexibilidad de la columna lumbar.

Estiramiento de cadenas cruzadas

Este es un ejercicio todo en uno ya que sirve para ejercitar los músculos de los hombros y los brazos, las caderas y las piernas. Consiste en ir rotando los brazos y las piernas para ir estirándolos. Como el ser humano normalmente suele girarse hacia la derecha, lo ideal es ir en sentido contrario, pero se puede hacer alternando ambos lados.

Ejercicio del gato/mahometano

Este ejercicio es ideal para flexibilizar, activar y relajar la zona lumbar. El truco es realizar correctamente los movimientos de flexión y estiramiento de la columna, controlándolos. De esta manera se consigue un alivio satisfactorio. Como vemos en la foto en posición de gato bajamos y subimos la espalda formando una joroba.

La artrosis lumbar no es una patología difícil de tratar. Con estos ejercicios se pueden ver resultados en poco tiempo. Lo que sí es importante es que se realicen bien cada uno de los ejercicios para no hacernos ningún daño.