Si has escuchado alguna vez sobre la rizartrosis, posiblemente tengas a algún conocido o familiar que sufra de esta patología y sabrás cómo afecta en su día a día.

De hecho, la rizartrosis dificulta hacer las tareas más comunes y cotidianas como abrir un frasco, hacer las actividades propias para cocinar, escribir, cargar peso y coger cualquier objeto en general.

Está enfermedad afecta sobre todo a las personas mayores de 65 años de edad, siendo principalmente a las mujeres. De este modo, aquí te muestro todo sobre la rizartrosis para que descubras algunos ejercicios para aliviar las molestias que ocasiona.

Qué es la rizartrosis

La rizartrosis también es conocida como la artrosis del pulgar y, como lo indica su nombre, esta es una alteración que ocurre en la articulación que une los pulgares con los dedos índice.

Esta articulación se llama trapeciometacarpiana y esta patología ocasiona una degeneración que no permite al paciente realizar sus actividades cotidianas.

Esta dolencia degenerativa impide a las personas que la padecen a hacer el movimiento de pinza que se hace con el pulgar y los dedos largos.

Prácticamente este movimiento se hace para cualquier tipo de actividad y es por ello que afecta tanto a la vida diaria de los pacientes.

Ejercicios para aliviar las molestias de la rizartrosis o artrosis del pulgar

La rizartrosis o artrosis del pulgar no tiene una cura total pero afortunadamente se pueden aliviar los malestares o dolores con ciertas actividades sencillas de realizar.

Entre estas actividades que puedes hacer son ejercicios para aliviar la presión que se ocasiona en la articulación.

Existen muchos ejercicios que se pueden realizar desde casa sin ningún implemento especial o costoso.

Solo tu constancia y perseverancia en los mismos te ayudarán a sobrellevar todas las dolencias. Entre los ejercicios que puedes practicar están los siguientes:

Haz la letra “O” con tus dedos.

Para fortalecer tus articulaciones y evitar dolencias, realiza este ejercicio con todos los dedos de tus manos.

Tan solo deberás formar con cada uno de tus dedos la letra “O”, repetir por pocos segundos y seguir al siguiente dedo.

Incluso desarrollarás una gran agilidad con tus dedos al practicar continuamente este ejercicio. Haz varias repeticiones durante cinco minutos y varias veces durante el día.

Extiende la articulación.

Para brindar mayor elasticidad a tus articulaciones y con ayuda de tu otra mano toma la punta del pulgar y extiendela poco a poco.

No la estires toda por completo de un solo golpe, ya que te puedes lesionar aún más, tan solo extiende poco a poco el pulgar hasta donde puedas y no sientas tanto dolor.

Al igual que el ejercicio anterior, practica este ejercicio varias veces al día y ve estirando de a poco tu pulgar sin excederte.

Presiona una pelota.

Para este ejercicio es necesario que tengas una pelota de goma, no la que usan los niños para jugar, sino las que son anti estrés y son más blanda que cualquier otra.

Tan solo deberás presionar constantemente la pelota con una sola mano.

Presiona y relaja la mano, incluso puedes dar vueltas a la pelota con solo una mano, así lograrás fortalecer las articulaciones y aliviar las molestias y dolencias que ocasiona la rizartrosis.

Realiza esta actividad mientras ves televisión o viajes como pasajero en cualquier medio de transporte y así lograrás fortalecer las articulaciones de tu mano.

Estos ejercicios son sencillos de realizar en casa o en cualquier lugar, si eres constante vas a sentir una mejora de manera rápida y eficaz. ¡Compruébalo tu mismo!