A todos nos ha pasado que al levantarnos sentimos un dolor en los tendones de Aquiles o nos duele cuando subimos escaleras o empezamos a entrenar, por lo que se nos preguntamos qué nos produce ese dolor. En este artículo nuestra Clínica de Fisioterapia Sevilla queremos explicarte que es y que factores pueden desencadenar este dolor.

Qué es el tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles es una enfermedad llamada tendinitis de Aquiles y se puede producir debido a múltiples factores, los cuales generan una tensión dolorosa en el tendón.

Factores del dolor del problema del tendón de Aquiles

Ciertamente, el tendón de Aquiles tiene la función de doblar el pie hacia abajo con el movimiento desde el tobillo para poder coger impulso, correr o caminar. Existen múltiples factores que desencadenan los problemas, algunos de ellos son:

  • Ya sea por incrementar el volumen de entrenamiento.
  • Por llevar zapatillas que no se adapten correctamente.
  • Por tener desequilibrios en las caderas
  • O la sobrepronación que también pueden ser la causa del problema.

Asimismo, un acortamiento extremo de los músculos de las pantorrillas puede contribuir a sufrir tendinitis de Aquiles.

Síntomas del tendón de Aquiles

Los principales síntomas que se presentan con esta enfermedad son:

  1. Dolorosa tensión en el tendón.
  2. Sensibilidad a la presión en el área encima del talón.
  3. Dolor intenso más que todo en las mañanas y se alivia a medida que avanza la carrera, antes de aumentar la fuerza o por la noche.
  4. Dolor que persiste por semanas o meses y puede llevar a una tendinosis crónica de Aquiles.
  5. Cualquier estiramiento del tendón suele ser doloroso.
  6. El cuerpo reacciona endureciendo y acortando los músculos de las pantorrillas.

Tratamientos para combatir el dolor del tendón de Aquiles

Primero que nada, es indicado tomar descanso si practicas deportes, pues continuar con la rutina con dolor no te va a hacer sentir bien o correr más rápido, más bien puedes correr el riesgo de causarle un daño mayor a tu tendón de Aquiles y puede llegar a interrumpir tu entrenamiento durante meses.

Por otro lado, para combatir el dolor, es indicado tomar analgésicos, pero los estiramientos excéntricos también pueden ayudar aliviar el dolor o incluso a eliminarlo por completo.

Claro, estos ejercicios sólo son recomendables si el tendón todavía no muestra señales de daños mayores. Consiste en hacer un ejercicio diario durante 12 semanas que incluye el levantamiento de pantorrilla excéntrico dos veces al día, una vez con la rodilla estirada y otra con una ligera flexión.