Quizás has escuchado el término de hombro congelado y te preguntarás de que se trata. Por eso en nuestra Clínica de Fisioterapia en Sevilla queremos explicarte qué es y cómo tratarlo.

Qué es el hombro congelado

El hombro congelado llamado también capsulitis adhesiva, ocurre aproximadamente en el 2% de la población y es muy común en personas de 40 y 60 años, sobre todo en mujeres. Se trata de una enfermedad que causa dolor y rigidez por inflamación y retracción de los ligamentos de la articulación y provoca una disminución progresiva del movimiento del hombro. Esta enfermedad es desconocida en la sociedad y es frecuente que se presente en pacientes diabéticos.

Causas del hombro congelado

No se comprenden plenamente las causas del hombro congelado, sin embargo, existen factores de riesgo que podrían desarrollar este problema:

  1. Diabetes: No se conoce la razón, pero el hombre congelado afecta del 10% al 20% de las personas con diabetes.
  2. Otras enfermedades: Algunas patologías médicas asociadas al hombro congelado son: hipotiroidismo, hipertiroidismo, enfermedad de Parkinson y enfermedad cardíaca.
  3. Inmovilización: Se puede dar hombro congelado después de que el hombro ha sido inmovilizado durante un periodo, ya sea por una cirugía, una fractura u otra lesión. Para prevenir el hombro congelado se le indica al paciente que mueva el hombro poco después de una lesión o cirugía.

Síntomas del hombro congelado

El dolor generalmente es sordo o fijo y continuo y se localiza en el área exterior del hombro y a veces el brazo. Este dolor es peor en la primera etapa de la enfermedad y más que todo se da cuando se mueve el brazo.

Examen médico del hombro congelado

El médico redactará una historia clínica de los síntomas para luego examinar el hombro y comprobar el rango de movimiento. Para ello, moverá el hombro cuidadosamente en todas las direcciones para ver si el movimiento es limitado y si ocurre dolor con el movimiento.

Para que el médico descarte otras causas de la rigidez y el dolor, se debe realizar otros exámenes, como:

  1. Rayos X: en los rayos X se ve claramente las estructuras densas, como el hueso y también podría mostrar otros problemas, como osteoartritis.
  2. Imagenología de resonancia magnética (MRI) y ultrasonido: estos estudios crean imágenes mejores de los problemas con tejidos blandos.

Tratamiento del hombro congelado

El hombro congelado puede tomar hasta 3 años en mejorarse y el tratamiento se focaliza en controlar el dolor y restablecer el movimiento y la fuerza a través de terapia física. Se puede administrar medicamentos antiinflamatorios, inyecciones de esteroides y terapia física para esta enfermedad, sin embargo, muchos casos pueden precisar de tratamientos quirúrgicos con el fin de estirar y liberar la cápsula articular que se ha vuelto rígida, siempre cuando los síntomas no se hayan aliviado con terapia y medicamentos antiinflamatorios.